En unos días se celebra el Carnaval. Se trata de una fiesta en la que, para participar, es condición esencial disfrazarse.

Son muchas las personas que pasan meses preparando sus disfraces para participar en comparsas o desfiles a lo largo y ancho de la geografía española. Los vestidos se elaboran cuidando los detalles al máximo para sorprender, bromear, llamar la atención de la sociedad o denunciar determinados asuntos de actualidad política o social.

Para completar el disfraz, es indispensable un buen maquillaje y, en ocasiones, el uso de lentillas.

Lentillas Cosméticas

Las lentillas cosméticas o de fantasía son lentillas que, como su nombre indica, hacen posible que los ojos se transformen para adquirir un aspecto fantástico. Hay lentillas de colores o con efectos en el iris de los ojos (forma de gato, de lagarto…).

Las personas que adquieren estas lentillas suelen utilizarlas durante el desfile de carnaval o en las fiestas que tienen lugar en los días previos o posteriores. Su uso es puntual.

Sin embargo, aunque su uso se limite a un solo día, utilizarlas sin las medidas oportunas, puede resultar un verdadero peligro para la salud de sus ojos.

Precaución con las Lentillas

Las lentillas cosméticas, igual que el resto de lentillas, son productos sanitarios que precisan de una adaptación personalizada. No todas las personas son aptas para utilizar lentillas. Los ojos son órganos muy sensibles que pueden ser dañados al introducir en los mismos elementos extraños. Las lentillas son cuerpos extraños que, dependiendo del material con el que estén fabricadas, y de su manipulación, pueden provocar complicaciones en la vista.

Las lentillas de fantasía deben cumplir los mismos requisitos que las lentillas compensadoras de la visión por lo que sólo los profesionales de la visión están capacitados para dispensarlas.

Si necesitas lentillas de fantasía, no las busques en bazares, peluquerías o lugares de estética.

Sólo el óptico-optometrista podrá explicarte cómo debes usar las lentillas, introducirlas y retirarlas de los ojos, limpiarlas y conservarlas de la mejor manera posible.

Y recuerda que, si utilizas lentillas de fantasía y comienzas a notar picor de ojos, sensación de arenilla, o cualquier otro problema de visión, debes retirar las lentillas lo antes posible y con las manos limpias. Si, después de retirarlas, sigues notando problemas en la visión, acude a un profesional para que determine cuál es el problema y cómo solucionarlo.

¡Disfruta del Carnaval en febrero y de unos ojos sanos durante todo el año!